Siento muchísimo no haber escrito en meses, podría decir que he estado liada pero la verdad es que no tengo excusa. En esta entrada voy a contar un poco cómo fue mi Día de Acción de Gracias y mis Navidades, let’s see if we can catch up within the next 3 posts!

Para el Día de Acción de Gracias el 24 de noviembre (Thanksgiving Day), mi host family y yo fuimos a Texas a pasar el fin de semana con la familia de mi host mom. Llegamos a mitad de este día, pero no nos perdimos la cena y menos mal. Los americanos no exageran cuando dicen que en Thanksgiving se come muchísimo y muy bien. Había muchísimas cosas preparadas: pavo, puré de patata, macarrones, una cosa llamada casserole que está buenísima, patata dulce (que es como rosa y muy dulce; a mí personalmente no me gusta demasiado), judías verdes con bacon, y postres: pastel de calabaza, pastel de frutos secos, pumpkin roll (una especie de rollo consistido en pastel y crema, buenísimos). Otra cosa muy de Thanksgiving me dijeron es el fútbol americano en la tele, y en efecto, después de cenar nos sentamos a ver un par de partidos de la NFL (National Football League), con algún desacuerdo, ya que éramos como 15 personas allí y cada uno iba con un equipo. El resto de la noche, los niños salimos fuera a jugar a juegos por el vecindario. Hacía un frío de muerte y la verdad es que el jugar al pilla-pilla se agradecía.

Al día siguiente, mis host parents y yo fuimos a casa de unos amigos suyos que tienen dos estudiantes de intercambio más (una chica de Dinamarca y un chico de Ecuador) a celebrar un segundo día de Acción de Gracias. Los amigos habían invitado a más gente y entre esa gente había una pareja que acogía también a dos chicas de intercambio (una de Alemania y otra de Tailandia) así que al final en una casa estábamos reunidos casi todos los continentes. Ese día comimos yo creo que incluso más que la noche anterior, en el Thanksgiving real. Nos lo pasamos genial, hablando, riendo y sacando fotos y probamos a hacer el Mannequin Challenge. Hubo alguna persona que se movió pero para 20 o así que éramos salió bastante bien y nos echamos unas risas viéndolo.

Para Navidad, eché muchísimo de menos España y no voy a mentir. En Nochebuena no hicimos nada porque no lo celebran, pero todos estaban muy emocionados por el día siguiente para abrir los regalos de Santa. Para mi sorpresa, ¡Santa me dejó ropa y alguna cosa más! También tuve un regalo de parte de mi madre en España que me hizo mucha ilusión por el hecho de que lo envió para mí. Hice un Skype rápido con mi familia después de abrir los regalos y a la tarde vinieron a casa unos amigos de mi hfamily y algunos vecinos. Cenamos todos juntos y después hicimos el Secret Santa, un juego que se parece al amigo invisible en que cada persona tiene que comprar un regalo. La diferencia es que los regalos tienen que servir para todo el mundo porque cada uno escoge el regalo que cree que le va a gustar más. Me explico: cada uno compra un regalo y los regalos van cambiando de manos, porque se pueden robar y cosas así. El caso es que los participantes roban un poco ciegamente porque los regalos están envueltos y no se sabe qué son. Un regalo puede ser robado 2 veces, después de la segunda vez, la persona que lo tenga se lo tiene que quedar. Yo compré galletas con una caja en forma de casa, y me llevé un búho de peluche de regalo. Después de este juego, jugamos a otros: uno de ellos era una carrera, entre dos equipos, de pasarse guantes y calcetines. Una persona tenía que ponerse los guantes y luego los calcetines, quitarse todo y pasárselo al siguiente y de nuevo. Era muy estresante pero divertido y nuestro equipo ganó. También jugamos a un juego en el que necesitábamos un papel para cada participante pero sólo un boli y sólo un dado para todos. Una persona empezaba a escribir números en su papel hasta que el siguiente tiraba un 1 o un 5 con los dados y entonces le arrebataba el boli al primero y empezaba a escribir, empezando el siguiente a este a tirar el dado. Ganaba quien primero llegase a 100. Yo me puse súper competitiva y al final gané ja. Me lo pasé muy bien ese día aunque cuando todos se fueron estaba agradecida porque lo único que quería hacer era dormir.

En Nochevieja, para mi sorpresa, ¡no comen uvas! Supongo que debería haberlo supuesto pero me parece tan normal y tradicional comer uvas en la cuenta atrás que ni siquiera lo pensé. Quería comprar algunas para hacer Skype con mis padres en su cuenta atrás pero no me dio tiempo y acabé comiendo skittles en vez. Al final pude comprar uvas para mi cuenta atrás, pero me la perdí porque aquí no le dan importancia. Cuando vieron por la tele que ya era 2017, apenas dijeron nada, cuando en España todos habríamos estado abrazándonos y felicitándonos aunque no nos conociésemos (hubo una Nochevieja que la pasé con algunas personas que no conocía y aún nos abrazamos jaja). Al final me comí mis 12 uvas viendo las 12 campanadas de la 3 por youtube jajaja y fue muy divertido verlo por ahí y a las 2 o 1 de la mañana (9 u 8 de España). De todas formas, al igual que en España, aquí también se tiran fuegos artificiales en la calle con el fin de año, y eso fue divertido, aunque casi me da algo cuando un fuego artificial que encendí empezó a sonar como si fuese a explotarme en la mano. Mi host brother tiró uno sin querer al agujero del alcantarillado del vecino e incendió basura que había ahí abajo. Había llamas saliendo del agujero y aunque él estaba intentando llenar cubos de agua sin que sus padres se enterasen y con prisas, a mí me hizo mucha gracia y cuando sus padres se enteraron todos nos reímos juntos.

Dejando aparte festividades, fueron unas vacaciones buenas en conjunto y yo tuve más que mis compañeros porque me fui de crucero la semana que el trimestre acababa. El día que volvimos del crucero, había -15ºC y había nevado. Al día siguiente cuando iba de camino a voluntariado me llevé mi cámara y saqué algunas fotos en la nieve, porque todo estaba precioso.

Otro día, fuimos de caza, y aunque hizo muchísimo frío, me lo pasé muy bien y descubrí cómo es eso de andar hasta el bosque y estar en silencio por horas por si acaso viene un ciervo. Yo no vi ninguno pero mi host brother y mi host dad sí, cuando estaban andando, aunque no le acertaron. Volvimos a casa con las manos vacías pero con nuevas experiencias vividas.

Supongo que así es todo: manos vacías, lo que cuenta es lo vivido: recuerdos y experiencias.

Let it snow

    

En esta zona del bosque teníamos que estar callados cuando fuimos de caza
Antes de adentrarnos en el bosque

 

Advertisements

2 thoughts on “Thanksgiving+Christmas

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s