Quería dedicarte un momento porque a mí me ayudó muchísimo que me lo dedicasen y estoy segura de que marcó la diferencia.

Hoy me he puesto a escribir y he decidido que era el momento ideal para dedicar un momento a la edición 2017/2018, porque quedan como 5 días para que se acabe el plazo de inscripción y un empujón nunca viene mal.

Cuando me presenté a la beca, 1) no pensé que me fuesen a elegir y 2) no estaba segura de querer salir elegida. De hecho, al principio sólo me presenté por probar. Probarme a mí misma y probar por si acaso. Hace un par de años empecé a pensar en eso de estudiar fuera aunque me imaginaba más universidad o post-grado, incluso trabajando en América, no exactamente como estoy ahora. No es que sea peor—ni mucho menos—, probablemente es incluso mejor. Lo que quiero decir es que no era lo que más deseaba en el mundo. Además estaba pasando por algunas situaciones familiares y no me veía yéndome y dejando todo allí un año entero, encontrándome a la vuelta un caos. Pero me presenté. Porque sabía que era una oportunidad única no sólo para aprender inglés sino cuestiones de vida, con la que iba a crecer y aprender a manjear la situación encontrándome al borde de todo (a la fuerza, no excusas), explorar, conocer.

Cuando pasé a la segunda fase me lo empecé a plantear seriamente. Me encontré pensando en la entrevista casi un mes antes de su fecha. Y entonces, uno o dos meses después, cuando vi mi nombre en la lista de seleccionados, lloré de alegría y supe en ese momento que me iba.

Si se te ha pasado en algún momento de tu vida irte a estudiar fuera, apúntate, no importa lo preocupado/a que estés por lo que pasaría ahora. Si no te apuntas nunca sabrás si podrías haber pasado un año revelador en Estados Unidos o Canadá. No pierdes nada y si sales, lo ganas todo.

A día de hoy doy gracias de que me apunté. Hay momentos que echo muchísimo de menos España, otros en los que me siento culpable por dejar todo aparcado 10 meses, otros en lo que pienso qué hago aquí, pero entonces me concentro en mi meta, en lo que espero conseguir y por lo que dejé todo atrás un tiempo y se me pasa.

No eches una oportunidad a perder. Apúntate y “a ver qué pasa”. Si tengo que ser totalmente sincera, yo acabé haciendo cálculos en la ducha de las probablidades que tenía de salir. No es broma, lo juro.

Si estás leyendo esto y tienes cualquier duda sobre la beca, el proceso, cómo es aquí la vida o cualquier cosa, en http://wp.me/P7rXvf-6V puedes preguntar lo que quieras, ¡siéntete libre de hacerlo!

Muchísima suerte, ánimo y un abrazo desde Kansas hasta dondequieraquestés (sumándome a la moda)

Nada deja peor sabor de boca que las cosas que nunca llegas a probar.

Fundación Amancio Ortega

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s